Ens trobem a:

Covestro y Google acuerdan aplicar la computación cuántica en el desarrollo de la industria química

Menos tiempo, menos recursos, procesos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente y materiales completamente nuevos: este es el futuro de la nueva tecnología de computación cuántica para la industria química. Con el fin de liderar la innovación a largo plazo, Covestro está apostando por optimizar los recursos y ampliar sus socios. Con la llamada computación cuántica, la compañía va un paso más allá para investigar nuevas posibilidades en el campo de las simulaciones químicas. Por este motivo, Covestro y Google han firmado un acuerdo que pretende darle un giro a la investigación actual basada en el desarrollo de algoritmos fundamentales, para centrarse en una visión futura que estará enfocada en resolver ciertas simulaciones complejas en un periodo de tiempo más reducido que el que utilizan los ordenadores tradicionales.

“La computación cuántica abre nuevas perspectivas innovadoras para nuestra industria. Por lo tanto, queremos invertir específicamente en el desarrollo adicional de esta tecnología y desarrollar experiencia”, afirma Markus Steilemann, CEO de Covestro. “La asociación con Google nos brinda la oportunidad de hacerlo y hasta ahora es única en la industria química”.

Acceso a la tecnología y know-how

La asociación sobre computación cuántica entre Google y Covestro constituye la base para la cooperación científica conjunta. El objetivo principal es el desarrollo adicional de la tecnología cuántica y cómo se puede utilizar para resolver los problemas químicos del futuro. Google proporciona el hardware y el acceso a sus expertos en tecnología. Por otro lado, Covestro toma un papel pionero en la investigación y el desarrollo digital para probar y desarrollar aún más los nuevos métodos de computación cuántica para la industria química.

Las nuevas dimensiones de la computación cuántica

Covestro lleva tres años invirtiendo en investigación y desarrollo digital y la computación cuántica está ahora en el punto de mira de la compañía, con el objetivo de hallar nuevos procesos de investigación digitalizados. Esta tecnología informática con visión de futuro es la clave del conocimiento que se necesita, por ejemplo, para avanzar con éxito en la economía circular. Con la ayuda de la computación cuántica, los detalles de procesos de reacción química altamente complejos se pueden simular y evaluar digitalmente en muy poco tiempo.

Hartmut Neven, jefe del grupo Google AI Quantum, afirma: “Estamos progresando en la computación cuántica mediante el desarrollo de procesadores y algoritmos cuánticos novedosos para ayudar a los socios de la industria a resolver sus problemas. Estamos muy contentos y agradecidos de poder colaborar con el gran equipo de científicos de Covestro”.

La computación cuántica es un nuevo paradigma que desempeñará un papel importante en la aceleración de tareas informáticas. Google quiere ofrecer a los investigadores y desarrolladores acceso a marcos de código abierto y capacidades de computación que pueden operar más allá de las formas clásicas. Mediante este nuevo método, Google desarrollará las innovaciones futuras, incluida la inteligencia artificial y se compromete a construir hardware y software cuántico especializado.

En la misma línea, Covestro tiene la intención de aprovechar el éxito de las inversiones anteriores y profundizar aún más sus competencias globales en química computacional. A largo plazo, la tecnología puede ir mucho más allá de las posibilidades de la informática de alto rendimiento. Con la expansión de un ordenador de alto rendimiento para simulaciones en la sede de Leverkusen y el impulso de una nueva plataforma global para datos de investigación durante más de un año, Covestro está sacando provecho al potencial que la transformación digital brinda a la industria química.