Nos encontramos en:

Covestro desarrolla el primer poliuretano termoplástico con CO2

Bajo el nombre de cardyon™, Covestro está desarrollando y comercializando unos nuevos polioles de carbonato de poliéter elaborados con la ayuda de dióxido de carbono (CO2). Con Desmopan® 37385A la compañía ofrece ahora el primero de una serie de poliuretanos termoplásticos (TPU) con polioles de carbonato de poliéter basados en tecnología de CO2.

En comparación con los materiales de TPU convencionales, los nuevos TPU generan una menor huella de carbono y ayudan a cerrar el ciclo del carbono. Además, contribuyen a preservar los recursos fósiles y, al contrario de lo que sucede con muchos materiales de origen orgánico, no afectan a la producción de alimentos.

“Con el nuevo TPU nuestros clientes pueden reducir la huella de carbono de sus productos y, como resultado, situarse a la vanguardia en sostenibilidad en comparación con las empresas de la competencia”, explica Georg Fuchte, experto en TPU en Covestro. “Esto resulta especialmente relevante en el caso de las compañías del sector de bienes de consumo que a menudo fabrican productos con un ciclo de vida corto”.

Excelentes propiedades mecánicas

El Desmopan® 37385A tiene una dureza de Shore A 85. Sus propiedades mecánicas alcanzan, como mínimo, los niveles de dureza de los TPU convencionales, superando incluso a algunos de ellos. Este producto tiene, por ejemplo, una resistencia a la tracción de 36 megapascales y la tensión de rotura alcanza el 660% (DIN 53504). Este plástico ha sido diseñado para su uso en extrusión, pero es también adecuado para su empleo en moldeo por inyección. “Entre sus aplicaciones se incluyen los usos típicos de TPU convencionales con niveles de dureza comparables y abarcan, desde suelas de zapatos y elementos ubicados en la parte superior del calzado a prendas deportivas, tiradores y pomos de puertas o material de empaquetado para productos electrónicos delicados”, afirma Fuchte.

Diferentes variantes del producto

Covestro planea ampliar la nueva serie de TPU con variantes de diferente nivel de dureza. Por ejemplo, un producto con una dureza Shore A 95 con una fusión que se endurece rápidamente durante su procesamiento, se encuentra en una fase avanzada de desarrollo. “Nos estamos centrando en aplicaciones en las que una producción eficiente en ciclos cortos es realmente importante”, indicó Fuchte.

Covestro colabora estrechamente con compañías y centros de investigación para usar la tecnología de CO2 como una plataforma de síntesis para otras materias primas de origen químico a gran escala. En este sentido, actualmente tiene en marcha un trabajo sobre los nuevos polioles basados en CO2 para espumas rígidas de poliuretano que podrían usarse, por ejemplo, para el aislamiento térmico en edificios, automóviles y equipos deportivos. En Dormagen (Alemania), Covestro cuenta con una planta de producción para la producción de polioles basados en CO2 para espumas flexibles de poliuretano que se usan para la elaboración comercial de muebles tapizados y colchones.

TPU en Fakuma, la feria internacional de procesamiento de plástico

Covestro mostrará avances innovadores para el uso de TPU en el sector petroquímico, incluyendo unas fibras uniformes y brillantes de TPU y poliamida para tejidos. Estas fibras ofrecen una sensación única y se utilizan, principalmente, en calzado deportivo, en donde el uso de este tipo de tejidos en la parte superior del calzado se ha puesto de moda. Además, ofrece una gran variedad de opciones decorativas. Estos tejidos se pueden producir de manera económica en un único proceso de elaboración, incluyendo la producción automatizada.

La gran precisión de imagen de los productos de TPU de la serie Desmopan® se ha establecido durante décadas, pero también se pueden crear unas superficies únicas con el uso de diferentes tecnologías. Covestro está trabajando actualmente junto con su socio J. & F. Krüth en Solingen para abrir posibilidades casi ilimitadas para el diseño de superficies con la ayuda de la grabación digital láser 3D.