Nos encontramos en:

Covestro obtiene un producto químico clave de las plantas

Fotografía

la-biomasa-como-nueva-materia-prima-para-la-produccion-de-anilina-1Covestro ha logrado un importante avance en la investigación de materias primas vegetales para la fabricación de plásticos: la anilina, una importante sustancia química básica, ahora puede obtenerse de la biomasa. Covestro ha conseguido desarrollar —inicialmente en el laboratorio— un procedimiento totalmente nuevo en colaboración con otros socios. Hasta el momento, solo se habían utilizado materias primas fósiles para la producción de anilina, una sustancia clave en la industria química y que se utiliza como materia prima para la producción de numerosos productos.

Tras probarlo con éxito en el laboratorio, Covestro planea desarrollar el nuevo procedimiento junto con otros socios de la industria y de la investigación. El primer paso es elevar el proceso a una planta piloto con el objetivo de facilitar la producción de la anilina ecológica a escala industrial. Este hecho supondría un logro sin precedentes en la industria química.

Logro sin precedentes

Anualmente se producen en todo el mundo más de 4,5 millones de toneladas de anilina. El volumen total ha aumentado una media aproximada del 5% cada año. Con una capacidad de producción de alrededor de un millón de toneladas, Covestro se encuentra entre los principales productores del mundo. La compañía necesita anilina como precursora de la espuma rígida de poliuretano, un material aislante altamente eficiente utilizado en edificios y sistemas de refrigeración.

“El mercado está mostrando un gran interés por productos ecológicamente beneficiosos que se obtienen de materias primas renovables. Ser capaz de obtener anilina a partir de la biomasa es otro paso clave para conseguir que las industrias químicas y del plástico sean menos dependientes de las materias primas fósiles y de las fluctuaciones del mercado. Con ello, estamos persiguiendo nuestra visión de hacer del mundo un lugar mejor”, comenta el Dr. Markus Steilemann, director de Innovación de Covestro.

“El procedimiento actualmente en desarrollo utiliza materias primas renovables y produce anilina con una huella de carbono mucho menor que si se fabrica con la tecnología estándar. Esto también permite a nuestros clientes disminuir notablemente la huella de carbono de sus productos con anilina”, explica el Dr. Gernot Jäger, director de proyecto de Covestro. Las reacciones tendrían lugar bajo condiciones más suaves. Actualmente, los aspectos ecológicos del proceso también están siendo evaluados a fondo por institutos externos.

Cien por cien del carbono a partir de la biomasa

Actualmente, la industria consigue la anilina a partir del benceno, una materia prima que se obtiene del petróleo. Pero en su lugar se puede utilizar azúcar, que ya se obtiene a escala industrial a partir de, por ejemplo, piensos de maíz, paja y madera. El nuevo procedimiento utiliza las bacterias como un catalizador para, en primer lugar, convertir el azúcar industrial en un precursor de la anilina. En una segunda fase se obtiene la anilina mediante catálisis química. “Eso significa que el 100% del carbono de la anilina proviene de materias primas renovables”, sostiene Jäger.

Covestro trabaja con la Universidad de Stuttgart, con el CAT (Centro Catalítico) de la Universidad Técnica de Aquisgrán (ambas en Alemania) y con Bayer AG para continuar con el desarrollo de este procedimiento. “Se trata de un equipo interdisciplinario y con gran motivación que combina toda la experiencia necesaria a un nivel muy alto y que es la base para un éxito duradero”, afirma Jäger. Este proyecto de investigación a largo plazo recibirá financiación por un periodo de dos años y medio a través de la FNR, una agencia del Ministerio de Alimentación y Agricultura alemán (código de financiación: 22010215).

Covestro ya utiliza materias primas renovables en varios productos. Un ejemplo de ello es un endurecedor para recubrimientos desarrollado por la compañía: hasta un 70% de su contenido en carbono proviene de las plantas. El CO2 también se está utilizando cada vez más como materia prima alternativa. En sustitución del petróleo, el CO2 representa el 20% de las materias primas utilizadas en un precursor para la obtención de una espuma de poliuretano flexible que Covestro comenzó a producir en 2016. La compañía también está investigando y desarrollando muchos más productos derivados del CO2.