Nos encontramos en:

IQOXE invierte más de 27 millones de euros en su reconstrucción

Del total, destinará casi 4 millones adicionales en medidas de seguridad complementarias

La inversión incluye la instalación de salas de control bunkerizadas

Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE) está llevando a cabo la reconstrucción de sus instalaciones tras el accidente ocurrido el pasado 14 de enero, una tarea para la qua ha comprometido una inversión adicional de más de 27 millones de euros. La petroquímica, filial de Grupo Industrial CL, está comprometida, aún más si cabe, en la labor de renovación y optimización de todas las instalaciones con el objetivo de mantener la producción en el Camp de Tarragona.

A día de hoy, la empresa ha completado la construcción de una nueva subestación eléctrica. Todas las instalaciones han sido sometidas a los más exigentes controles de seguridad.
La compañía, bajo supervisión de empresas externas independientes y de prestigio colaboradoras de la Administración, ha realizado pruebas hidráulicas al 100% de los equipos de cada una de las plantas y se ha comprobado el funcionamiento del sistema de control y de seguridad al 100%.
Una revisión elemento por elemento (tuberías, traceados eléctricos, bombas/motores, etc.) a la que se suma la construcción de nuevos tanques para el almacenaje de materias primas y de productos finales en las instalaciones de derivados, así como la reconstrucción de naves de envasados, en cuyas cubiertas se instalará placas fotovoltaicas para generación de energía eléctrica sostenible.

Finalmente, la compañía también está acometiendo obras de remodelación en los edificios de oficinas y edificios anexos, para los que ha fijado una partida superior al millón de euros. En este ámbito, se está aprovechando el proceso de reconstrucción para realizar ajustes adicionales destinados a mantener los más altos estándares de seguridad, calidad e innovación tecnológica en la compañía.
Seguridad prioritaria

IQOXE ha tenido y tiene en la seguridad una de sus mayores prioridades, a la que va a destinar una partida adicional total de 4 millones de euros. Recursos que se reparten entre las nuevas salas de control y salvaguardas adicionales que se han añadido teniendo en cuenta las recomendaciones de los distintos informes. Estas medidas se enmarcan en la voluntad de la compañía de continuar dotando a sus instalaciones de un nivel de seguridad adicional al que exige la legislación.

El director general adjunto de la empresa, Javier de Benito, explica que “cerramos el 2020 y lo hacemos estando preparados para ser una empresa puntera en varios ámbitos: en tecnología y en seguridad, pero también con un equipo humano preparado,competente y motivado para seguir haciendo de IQOXE una pieza importante en la dinámica del polígono petroquímico, como generadores de productos que otras industrias requieren en sus procesos productivos y, también, continuando en la creación de inversión, empleo y riqueza para el territorio”.

IQOXE sustituye la sala de control accidentada y la de la planta de óxido de etileno por la tecnología más moderna del mercado que, mediante un sistema de absorción por retroceso, garantiza los más elevados sistemas de seguridad. Se prevén tres módulos industrializados que se colocarían sustituyendo una parte del edificio actual de la planta de óxido de etileno, uno de ellos, y dos más en las plantas de derivados. Los edificios modulares han sido diseñados para aumentar la resistencia ante eventuales explosiones, ante la proyección de fragmentos, la radiación térmica y para confinamiento en caso de una hipotética fuga tóxica.

Las obras y mejoras efectuadas, junto a la decisión ya anunciada de IQOXE de no reconstruir el reactor accidentado ni volver a fabricar la familia de productos MPEG, el producto que se estaba fabricando en el momento de la explosión, garantizan la seguridad y el perfecto funcionamiento de todas las instalaciones.