Ens trobem a:

Carburos Metálicos conmemora el Año Internacional de la Tabla Periódica en su 150º aniversario

Fotografia
Fotografia

Carburos Metálicos, compañía líder en el sector de gases industriales y medicinales en España que forma parte del Grupo Air Products, ha contribuido a la conmemoración del Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos cuando se cumple el 150ª aniversario de su creación.

Carles Pallé, Product Manager sector de Aguas en Carburos Metálicos, ha sido uno de los expertos que intervino el pasado sábado en el coloquio ‘Los elementos químicos y su rol en el área de la salud y el agua’, una de las actividades promovidas por la Societat Catalana de Química y el Institut d’Estudis Catalans en el marco de la 13ª Fiesta de la Ciencia 2019 con la colaboración de diversas instituciones y entidades.

Este festival científico ha incluido diversas actividades divulgativas que se han desarrollado entre el 26 y el 27 de octubre en el Moll de la Fusta en Barcelona y en las que una de las efemérides protagonistas ha sido la creación de la tabla periódica a cargo de Dmitri Mendeléyev.

En su intervención, Carles Pallé ha abordado el uso de elementos de la tabla periódica tan importantes como el Oxígeno, Helio o Hidrógeno para el tratamiento de aguas, así como de otros gases como CO2 para reducir el pH del agua ya que al disolverse en ella forma ácido carbónico que actúa como agente neutralizante. El uso del CO2 para regular el pH constituye una alternativa por partida doble, medioambiental y económica, a los ácidos minerales.

Este método también es una forma más sostenible de reducir el pH del agua ya que, al tiempo que evita la formación de sales residuales como cloruros o sulfatos, contribuye a que el CO2 quede fijado en el agua en forma de bicarbonatos en lugar de trasladarse a la atmósfera.

“La sostenibilidad se encuentra en el centro de la actividad empresarial de Carburos Metálicos. No se trata únicamente de ofrecer soluciones eficientes y duraderas a nuestros clientes, sino hacerlo de manera sostenible, conservando los recursos y reduciendo nuestro impacto medioambiental. Asimismo, desde Carburos Metálicos estamos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. En concreto, con el tratamiento de aguas contribuimos con el ODS 6 (Agua limpia y saneamiento) y el ODS 9 (Industria, Innovación e infraestructura”, ha comentado Pallé, Product Manager sector de Aguas en Carburos Metálicos.

Año Internacional de la Tabla Periódica

La Asamblea General de las Naciones Unidas y la UNESCO proclamaron el año 2019 como el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, con el fin de poner de relieve la capacidad de la química para promover un desarrollo sostenible, una energía limpia, una adecuada alimentación y la salud de la población, además de proporcionar soluciones a los numerosos retos mundiales en sectores críticos como el medio ambiente.

La tabla Periódica de los elementos químicos es un instrumento de referencia universal de una relevancia científica similar a la teoría de Darwin sobre la evolución por selección natural. La idea de ordenar los elementos químicos ha permitido disponer de un marco que sigue vigente hoy en día, capaz de acoger a todos los elementos que se han ido descubriendo desde su creación, incluidos los cuatro últimos: 113, 115, 117 y 118, llamados nihonio (Nh), moscovio (Mc), téneso (Ts) y oganesón (Og), respectivamente, que ocupan las últimas casillas vacías de la tabla.

Además, se pondrá en valor la contribución de distintas mujeres en la construcción de la tabla periódica. Entre ellas, Maria Sklodowska-Curie, codescubridora del polonio y el radio en 1898, y la investigadora austriaca Lise Meitner, la cual, junto con Otto Hahn, descubrió en 1918 un isótopo del protactinio, precursor del actinio. Otros ejemplos de mujeres implicadas en la historia de la tabla periódica son la investigadora alemana Ida Noddack, que descubrió, junto con su marido Walter Noddack, el renio, llamado así en honor a su tierra, Renania, así como la investigadora francesa Marguerite Perey, la primera mujer en ingresar en la Academia Francesa de las Ciencias y que detectó en 1939 un nuevo elemento natural al que llamó francio, en honor a su país natal.