Nos encontramos en:

Las mejoras operativas y logísticas aplicadas por Ercros permiten una reducción de 2.671 t de CO2 en 2019, un 62% mayor que la alcanzada en 2018

Ercros consiguió reducir 2.671 toneladas de CO2 en sus operaciones de transporte en 2019, gracias a las mejoras operativas y logísticas aplicadas consistentes, entre otras medidas, en aproximar los puntos de distribución de sus productos a los clientes. La reducción alcanzada en 2019 fue un 62% mayor que la alcanzada en 2018, lo que ha supuesto generar 1.024 toneladas de CO2 menos que en ese ejercicio.

La estrategia implementada por Ercros en materia de almacenamiento de productos está orientada a rebajar el tiempo y coste de transporte, y las emisiones de CO2 generadas en los trayectos; una medida práctica de esta estrategia, llevada a cabo en 2019, es el acondicionamiento de un nuevo almacenamiento para potasa líquida llevado a cabo en Bilbao.

Igualmente, en el pasado ejercicio, la fábrica de Ercros en Sabiñánigo (Huesca) cumplió con el objetivo de autoabastecimiento de sosa cáustica, lo que evitó que se transportaran a esta fábrica más de 45.000 toneladas de sosa desde Tarragona, con la consiguiente reducción de costes y emisiones.

La logística aplicada a la distribución de sosa y potasa permitió que, en 2019, Ercros redujera en 3,8 millones de Km los trayectos de los camiones.

En 2018, Ercros ya había conseguido disminuir en 1.647 toneladas las emisiones de CO2 y reducir en 2,3 millones de Km los trayectos realizados, tras aumentar su capacidad de almacenamiento y distribución con tanques en las terminales portuarias de Tarragona, Barcelona, Bilbao, Ferrol, Sevilla y Génova.

Para el ejercicio 2020, la intención de Ercros es continuar en esta línea, incorporando la instalación de un nuevo almacenamiento en Barcelona.