• La compañía ha recibido, un año más, un excelente en las calificaciones que otorga Climate Disclosure Project, la organización sin ánimo de lucro que trabaja para fomentar iniciativas medioambientales en empresas
  • Covestro ha obtenido la máxima puntuación en cuatro categorías, incluyendo las referentes a las emisiones de alcance 1 y 2, y a la gobernanza corporativa

Covestro, fabricante líder de polímeros a nivel mundial, continúa avanzando en su firme compromiso con la sostenibilidad. La compañía ha vuelto a recibir una calificación «A-» en la clasificación anual de protección climática de Climate Disclosure Project (CDP), la organización sin ánimo de lucro que trabaja con empresas e instituciones para fomentar una actividad medioambientalmente responsable. Esta puntuación respalda los esfuerzos de protección climática de la empresa, que sigue manteniendo su posición entre las compañías líderes del sector químico. Después de lograr muy buenos resultados el año pasado, Covestro ha participado nuevamente en la encuesta de este año, y la organización ha valorado muy positivamente su enfoque holístico centrado en la economía circular.

Markus Steilemann, CEO de Covestro, ha apuntado: «Estamos muy orgullosos, ya que hemos logrado mantener nuestra calificación “A-” en nuestra segunda participación». Asimismo, también ha añadido: «La calificación nos muestra que estamos en el camino correcto para impulsar la protección del clima, y remarca la importancia que tiene continuar informando de manera transparente sobre nuestro progreso. Nuestros ambiciosos objetivos climáticos respaldan nuestras afirmaciones. Sin embargo, es importante destacar que la protección del clima debe ser entendida en términos de la sociedad en su conjunto. Solo si todos contribuimos, juntos, podemos lograr los objetivos climáticos de París a largo plazo».

Máxima puntuación en cuatro categorías

Covestro ha recibido la calificación “A” en cuatro de las diez categorías contempladas: “Estrategia comercial, planificación financiera y análisis de escenarios”, “Emisiones de alcance 1 y 2 (incluida la verificación)”, «Gobernanza» y «Divulgación de oportunidades». En términos generales, la empresa ha obtenido la calificación “A-” y, por lo tanto, se encuentra en el rango de liderazgo de la clasificación. Esto significa que Covestro se sitúa dentro del 24% de las compañías de la industria química que ha recibido tal puntuación, una clasificación más elevada que el promedio de este grupo, que es de “B-”.

La evaluación de este ranking se basa en una escala de “A” a “D-”, y la calificación máxima se concede a las empresas que demuestran un alto grado de transparencia en relación con su desempeño real en la protección del medio ambiente. El ranking CDP es considerado uno de los más reconocidos a nivel mundial en materia de informes y gestión ambiental por parte de las empresas, y en el informe de este año han participado cerca de 15.000 compañías de todo tipo de sectores.

Lynette Chung, directora de Sostenibilidad de Covestro, ha resaltado: «La sostenibilidad no es un complemento a adoptar, sino una estrategia empresarial crucial. El interés por la sostenibilidad y por la circularidad cada vez es mayor, no solo entre los inversores, sino también entre muchos otros grupos de interés, como los empleados, los clientes o los responsables políticos». Chung ha añadido: «Las calificaciones nos brindan orientación y evaluación. Con nuestros objetivos climáticos demostramos que somos pioneros en nuestra industria y, a través de la clasificación de CDP, nuestros esfuerzos en estas áreas se ven reconocidos positivamente”.

La economía circular, primordial en la estrategia corporativa

A pesar de los diversos desafíos a los que se ha enfrentado Covestro a lo largo de 2022, el grupo ha logrado continuar avanzando hacia el objetivo de ser una compañía plenamente circular, centrándose en la neutralidad climática e implementando soluciones sostenibles. En este sentido, un componente clave de la estrategia para un futuro sostenible de la empresa es, precisamente, su enfoque en la economía circular. Es por ello que, en marzo del año pasado, Covestro anunció sus nuevos objetivos climáticos: alcanzar la neutralidad climática el año 2035, tanto para las emisiones que provengan de la producción propia, como en las generadas por fuentes de energía externa.

Como pionera en el camino hacia una economía circular, Covestro trabaja constantemente en nuevas soluciones en las áreas de materias primas alternativas e innovación en el reciclaje. Por ello, se centra en las energías renovables, y en potenciar y ampliar la colaboración con actores clave. Un ejemplo de ello es como la compañía se está enfocando en la biotecnología blanca: el pasado año abrió un nuevo laboratorio de investigación que tiene como objetivo promover procesos de reciclaje basados en enzimas y microorganismos. El nuevo grupo de investigación, llamado «NEncy», también está trabajando en el reciclaje de productos ya utilizados y residuos plásticos mediante el reciclaje enzimático.

Asimismo, para hacer que los procesos y espacios de producción sean aún más sostenibles, Covestro ya tiene acuerdos de suministro de energía eólica con los proveedores Ørsted y ENGIE, y actualmente está concluyendo más acuerdos de adquisición de energía renovable. El reciente acuerdo plurianual con CGN en China, cerrado el pasado mes de diciembre, por ejemplo, prevé la compra anual de 300 GWh de energía eólica y solar. Esto significa que, el 30 % de la electricidad requerida en la planta de Shanghái de Covestro, estará cubierta con energía renovable.

A todo ello, Covestro también trabaja para ampliar, de manera continuada, su cartera de productos sostenibles y, en consecuencia, ayudar a sus clientes a reducir su huella de carbono en la producción a largo plazo. Para que en el futuro sea aún más sencillo para los clientes reconocer la sostenibilidad de un producto concreto, se ha ideado la nueva gama «CQ» (Circular Intelligence). El objetivo es etiquetar aquellos productos de Covestro producidos con, al menos, un 25% de materias primas alternativas al petróleo. Mediante el uso de fuentes de energía alternativas y tecnologías de reciclaje de productos químicos, Covestro continúa liderando e impulsando el cambio de la industria.