En 2020, la fábrica de Ercros en Flix redujo su índice de emisiones totales, las emisiones de gases de efecto invernadero y su índice de accidentabilidad.

En concreto, el índice de emisiones -que es un indicador que permite valorar el desempeño en materia de emisiones al aire y al agua y de generación de residuos- se redujo un 12% respecto de 2019 y un 19% respecto de la media de los últimos cinco años. En el caso de las emisiones directas de gases de efecto invernadero, la reducción interanual fue del 5% y respecto de la media de los últimos cinco años, del 24%.

En materia de seguridad, por tercer año consecutivo, la fábrica no tuvo ningún accidente laboral entre el personal propio (con y sin baja), por lo que el índice de frecuencia general se mantiene en los tres últimos años en cero.

Este centro tiene certificadas la gestión medioambiental según la norma ISO 14001 y la gestión de la seguridad laboral según la norma ISO 45001; y verificadas sus emisiones de CO2 de acuerdo con la norma ISO 14064.

El desempeño de Ercros en todas las vertientes de la sostenibilidad le ha valido la clasificación Platinum, otorgada por el rating internacional EcoVadis, al obtener una puntuación de 81 sobre 100; con esta puntuación Ercros se sitúa entre el 1% con mejor cumplimiento en criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) de las 75.000 compañías evaluadas. Asimismo, la empresa ha sido certificada como CSR Company en la categoría Excellence, por el programa Responsible Care del sector químico mundial.

La fábrica de Flix está encuadrada en la división de derivados del cloro de Ercros. Emplea de forma directa a cerca de 50 personas y en 2020 facturó 11 millones de euros. Exporta el 20% de su producción. En Flix se produce fosfato dicálcico, en régimen de maquila. Este producto se utiliza para la fabricación de piensos compuestos ya que aporta fósforo y calcio, nutrientes imprescindibles para el desarrollo de los animales.