El evento pone de relieve que para completar la descarbonización del sector será necesario mejorar las infraestructuras eléctricas e implementar tecnologías puente como la captura, el uso y el almacenamiento de CO₂.

La Jornada Anual AEQT 2023 que se ha celebrado este viernes en el Tinglado 1 del Moll de Costa del Puerto de Tarragona ha afianzado el compromiso de la industria química de Tarragona con la transición energética y las cero emisiones limpias. Durante el acto se ha puesto de manifiesto que para hacer posible la descarbonización del sector es necesario mejorar las infraestructuras eléctricas y considerar las tecnologías puente como la captura, el uso y el almacenamiento de CO₂.

La Jornada ha reunido a más de 300 personas entre representantes de instituciones y entidades del territorio, miembros de las comisiones de trabajo de la AEQT y los business partners de la asociación. Los asistentes han podido conocer de primera mano los proyectos y retos del sector químico de Tarragona, el mayor polígono del sur de Europa.

El almacenamiento de CO₂ ha sido la base de la ponencia a cargo de Paula Fernández-Cantelli, líder del grupo de almacenamiento geológico del IGME-CSIC, que ha detallado cómo funciona la tecnología de la captura y el almacenamiento de CO₂. Fernández-Cantelli ha dado a conocer también el mapa de potencial almacenamiento de energía en Europa y el marco legislativo. Fernández-Cantelli ha asegurado que «el clúster de Tarragona es ideal para el almacenamiento de CO₂, ya que se dispone de la industria, el conocimiento y la capacidad de almacenamiento».

La jornada ha contado con un coloquio entre el presidente de la Comisión de Energía AEQT, Benjamin Hepfer y José Ignacio Lallana, delegado regional noreste de REDEIA (REE – Red Eléctrica Española). Durante la charla Hepfer ha puesto de manifiesto que la hoja de ruta de la AEQT para conseguir la neutralidad climática en 2050 considera la mejora de la eficiencia energética, a la vez que comporta proyectos de electrificación que supondrán un incremento muy significativo del consumo de energía eléctrica. Hepfer ha añadido que desde el sector químico de Tarragona existe preocupación por la infraestructura eléctrica disponible, ya que sólo resuelve muy parcialmente estas necesidades y condiciona las futuras inversiones. Se requieren puntos de conexión libre en la red de transporte, alta tensión y disponibilidad de potencia con origen renovable.

Por su parte, José Ignacio Lallana, delegado de REDEIA en Cataluña, ha destacado en su intervención que en concreto en la provincia de Tarragona se ha considerado una inversión del orden de 175 millones de euros que se destinarán a proyectos muy vinculados a reforzar la red, accesos a nuevos consumidores en la zona del polígono químico y acceso a generación renovable.

Retos y proyectos de la AEQT

Los asistentes a la jornada han podido conocer los proyectos y retos trabajados por parte de las nueve comisiones de trabajo durante este año como son la puesta en marcha del Sistema de Mejora Continuada en Seguridad, un proyecto pionero a nivel mundial que establece estándares muy exigentes de seguridad comunes a todas las empresas de la AEQT. En materia de seguridad, también se ha señalado la consolidación del curso en seguridad de procesos en la industria química.

Otros proyectos destacables llevados a cabo por las comisiones de trabajo han sido la creación de la Guía de buenas prácticas medioambientales que se fomentan entre las empresas asociadas o las acciones realizadas para combatir la pérdida fortuita de pellets en el medio. Además, se ha continuado avanzando con proyectos de pilotaje industrial en el plan de descarbonización y usos del C02, entre otros.

El evento se ha iniciado con una bienvenida por parte del presidente del Puerto de Tarragona, Saül Garreta que ha señalado «que el Puerto y la industria química son un ejemplo de economía circular». Garreta ha añadido que «hacen falta estrategias conjuntas en el territorio para afrontar los retos de futuro que se nos plantean»

Seguidamente, el presidente de la AEQT, Ignasi Cañagueral, ha destacado la contribución del sector químico al territorio como polo de atracción de talento, investigación y grandes infraestructuras. En su intervención, Cañagueral ha afirmado que “los productos químicos son esenciales y están presentes en todos los ámbitos de la vida. Y lo seguirán estando en el futuro, porque muchas de las innovaciones que necesitaremos para vencer los retos de sostenibilidad a los que se enfrenta el planeta se resolverán gracias a la química”. Por último, ha manifestado que «es necesario que, entre todos, administraciones, empresas tejido académico y de investigación empujemos en la misma dirección si queremos que nuestro territorio participe de este futuro de crecimiento»

Durante el acto se han podido escuchar también unas palabras a través de vídeo del conseller d’Empresa i Treball, Roger Torrent, quien ha afirmado que el sector químico es un sector clave de presente y de futuro. La jornada ha contado también con la participación del director de los Servicios Territoriales de Empresa y Trabajo de la Generalitat, Jordi Fortuny.

Seguidamente, ha intervenido el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Santiago J. Castellà quien ha felicitado a la industria química de Tarragona por “colocar la sostenibilidad como eje de su estrategia y actividad, lo que garantiza un futuro de calidad de vida para el territorio”, ha asegurado.

Por último, el alcalde de Tarragona, Rubén Viñuales ha clausurado la jornada destacando la importancia de la industria química para el territorio y ha animado a las empresas de la AEQT a continuar con su esfuerzo y compromiso.​