Tienes en tus manos el Informe Público AEQT 2021, que refleja cómo fue un ejercicio de inicio de la recuperación, después del difícil 2020: tanto los niveles de producción como también los de empleo crecieron de un modo significativo, lo cual vuelve a demostrar que la industria química no sólo es un sector que resiste mejor a las crisis económicas, sino también que se recupera más rápido, lo cual aporta solidez y resiliencia a la economía de nuestro territorio.

Al mismo tiempo, no obstante, quedan recogidas también las dificultades y amenazas a la competitividad con las que tuvimos que convivir, algunas de las cuales vienen de tiempo atrás y siguieron sin resolverse mientras que otras, como el precio de la energía, se vieron agravadas durante el ejercicio.

El Informe refleja también una mejoría en los resultados de seguridad, con un notable descenso tanto en los accidentes como en su gravedad. Como siempre insistimos, la seguridad es la primera prioridad de nuestro sector. Está en nuestro ADN, y se refleja en el compromiso y el comportamiento de los miles de personas que lo forman, en la formación continua, en la aplicación con rigor de protocolos y medidas, en la inversión en la mejor tecnología… Todo ello nos ha llevado a ser uno de los sectores más seguros y con menos accidentes.