Más de 30.000 estudiantes han pasado por el Aula del Camp d’Aprenentatge en sus diecisiete años de historia

El Aula de la Química del Campo de Aprendizaje cuenta con la nueva actividad, QuimiEscape, un juego de pruebas tipo breakout con encadenados digitales y realidad aumentada. La experiencia gamificada se basa en contenidos relacionados con el sector químico de Tarragona como el funcionamiento integrado de los polígonos químicos industriales, los productos que se fabrican en las empresas químicas del territorio o la tecnología aplicada a los equipos de seguridad de la química.

Los jugadores van descubriendo aspectos generales sobre el sector químico y logístico de Tarragona, mientras interpretan informaciones que encuentran online y en diferentes materiales audiovisuales. Para superar las pruebas, los equipos deben abrir encadenados digitales y resolviendo el reto de cada prueba se obtiene el código clave que permite desbloquear el siguiente encadenado y continuar con el juego.

QuimiEscape está compuesto de varios tipos de reto con material manipulativo para resolverlo, como pueden ser: puzles, sudokus, textos invertidos o textos en braille. Además, la actividad incluye también momentos de ocio como el juego QuimiOca, un recorrido por el ecosistema de la química y el puerto.

Cada equipo, formado por un máximo de seis jugadores, representa un elemento de la tabla periódica, como puede ser el Hidrógeno, el Helio, el Aluminio, el Silicio, el Nitrógeno o el Azufre.

La actividad, que tiene una duración de 90 minutos, concluye en un torneo final donde todos los equipos se reúnen y, haciendo uso de su ingenio, contestan preguntas relacionadas con los aspectos trabajados.

QuimiEscape se ha desarrollado con el apoyo y colaboración económica de ChemMed y AEQT.

El Aula de la Química es un equipamiento pedagógico del Campo de Aprendizaje de Tarragona, ubicado en el Complejo Educativo y que cuenta con el apoyo de la AEQT. Inaugurada en 2007, persigue dar a conocer entre los estudiantes de Cataluña y, en particular, del entorno inmediato, qué es la industria química con la que convivimos: cómo funciona, qué empresas la forman, dónde se ubican, qué productos fabrica y cómo estos productos están presentes en nuestro día a día.

El Aula de la Química se compone de dos actividades adaptadas a niños y jóvenes de diferentes edades. Un tesoro bajo las chimeneas está dirigida a los alumnos de Ciclo Superior de Educación Primaria y primer curso de la ESO, de 10 a 12 años. Y, La industria petroquímica de Tarragona está orientada al segundo curso de la ESO y Bachillerato hasta los Ciclos Formativos de Grado Superior, de los 13 a los 20 años.

Desde su inauguración en 2007, más de 30.000 alumnos han pasado por el Aula de la Química y han podido conocer la realidad industrial del territorio.