Con esta inversión se ampliará la gama con productos de alto valor añadido y maximizando, además, la capacidad de producción de la planta del Morell.

La línea de producción contará con una tecnología propia desarrollada por científicos del Repsol Technology Lab.

La nueva gama está dirigida a los mercados del descanso, mobiliario tapizado y asientos para automoción

Repsol invertirá en la planta de polioles de su complejo industrial en Tarragona más de 18 millones de euros con el objetivo de ampliar la gama de polioles poliméricos de alta calidad. Se trata de una clara apuesta de la compañía multienergética por atender las necesidades de los clientes de la industria del poliuretano flexible, especialmente en las aplicaciones de confort y automoción, como colchones, mobiliario tapizado y asientos. Eso permitirá maximizar la capacidad de producción global con grados de mayor valor añadido.

La mayor parte de la inversión se destinará a la modificación de la actual planta de polioles poliméricos con la instalación de un segundo reactor en la línea de producción. Los trabajos se iniciaron el pasado mes de abril y la puesta en marcha está prevista para el cuarto trimestre de 2023.

Además, esta planta contará con una nueva tecnología desarrollada por científicos del Repsol Technology Lab gracias a la cual se optimiza el proceso, mejora el rendimiento y las propiedades tensiles y de dureza de las espumas, alcanzando los requerimientos de aplicaciones premium.

En palabras de Javier Sancho, Director del Complejo Industrial de Tarragona, “avanzamos en la diferenciación de los productos que fabricamos en el Complejo de Tarragona y en el compromiso de continuar ofreciendo a nuestros clientes soluciones de alta calidad”.