Javier de Benito, director general de IQOXE: “Esta huelga no tiene sentido y no hay ninguna causa que la justifique”

El 80% de los empleados han acudido a su puesto de trabajo, ya sea de manera presencial o mediante teletrabajo.

La Dirección de IQOXE comunica que la empresa está funcionando con normalidad, tras la declaración de huelga por parte del Comité de Empresa. En este sentido, el 80% de los empleados de la empresa han acudido a sus puestos de trabajo, ya sea de manera presencial o mediante teletrabajo.

Esta mañana se ha producido un incidente, cuando los trabajadores incluidos en los servicios mínimos previamente acordados iban a acceder a sus puestos de trabajo y el piquete les impedía la entrada a las instalaciones de la empresa. Finalmente, han podido acceder después de que la Dirección de IQOXE haya salido a dialogar con el piquete, sin que, hasta hora, se haya registrado otros incidentes.

Javier de Benito, director general de IQOXE, ha manifestado que “esta huelga no tiene sentido y no hay ninguna causa que la justifique”. En esta línea, ha recordado que “la oferta realizada por la Dirección de la empresa es razonada y muy beneficiosa para los trabajadores. Durante la negociación, la empresa mostró su buena voluntad ampliando el periodo de ultraactividad del Convenio Colectivo de empresa en un mes, hasta el próximo 30 de abril, con la finalidad de establecer un plazo para alcanzar un acuerdo en la negociación”.

Además, De Benito ha añadido que “hay que recordar que el Convenio Colectivo finalizó en 2018 y se ha venido prorrogando por distintas razones, por lo que el plazo adicional de un mes de ultraactividad es razonable si existe voluntad de alcanzar acuerdos y finalizar la etapa de discrepancias para, todos juntos, mirar hacia el futuro partiendo de unas relaciones laborales basadas en el diálogo y la colaboración, pensando en una mejora constante de la empresa”.

Con todo, el fin de la ultraactividad y el cierre de las negociaciones sin acuerdo implica que IQOXE pasará, el próximo 1 de abril, a estar regida por el Convenio General de la Industria Química (CGIQ). A efectos de información para los empleados, la aplicación en la empresa del CGIQ no supondrá ninguna pérdida de derechos individuales adquiridos por la plantilla.

La oferta económica
Cabe recordar que la oferta económica presentada por la empresa en el marco de la negociación, y que fue trasladada al conjunto de los trabajadores en un comunicado interno realizado el pasado 25 de marzo, era la siguiente:
• Año 2019: 0,5% adicional al 2% ya abonado en su día (total 2,5%). (Esta oferta de incremento adicional estaba condicionada al establecimiento de un acuerdo sobre el nuevo Convenio Colectivo).
• Año 2020: 0%.
• Para los años 2021, 2022 y 2023 se garantizaba, como mínimo, el incremento que tenga el CGIQ, asegurando el 0,5% (2021), el 1,5% (2022) y el 1,5% (2023) si el CGIQ no llegara a estas cifras. De tal manera que, si el CGIQsupera finalmente estas cifras, se aplicaría el incremento que resulte más favorable para los empleados.

A partir de esta oferta de la semana pasada, la Dirección de IQOXE se ha comprometido a reconsiderar su postura en cuanto al año 2020, a pesar de las cuantiosas pérdidas económicas sufridas en el mencionado ejercicio, y ayer mismo presentó una última oferta para este año 2020 que supusiera un beneficio económico para el conjunto de las personas trabajadoras de IQOXE.

Plantilla y seguridad
Cabe recordar que el 97% de la plantilla cuenta con contrato indefinido y, además, que sus tablas salariales son muy superiores a la media del sector.
En cuanto a la reclamación formulada por el Comité de Empresa para que en el convenio se fije la plantilla de la empresa, no es aceptable, puesto que la plantilla está condicionada a diferentes factores de producción y tecnológicos de manera que, en modo alguno, puede pactarse la plantilla en el marco de la rigidez de un Convenio Colectivo.

Además, IQOXE ha demostrado que la seguridad y la salud laboral son su mayor preocupación. Así ha quedado patente en la reconstrucción de las instalaciones que ha dotado de todas las exigencias, propuestas, medidas y salvaguardas necesarias, incluso otras adicionales que van más allá de la normativa vigente.

La empresa ha realizado un esfuerzo importante para incorporar nuevos recursos, realizar formación técnica exigente, evaluar y ajustar los parámetros de operación y paros de emergencia solicitados y añadir nuevos equipos para incrementar sustancialmente la Seguridad en la operativa y en los procesos.
Por lo tanto, si la seguridad de las instalaciones estuviese condicionada a la exigencia del Comité de Empresa, ya se habría producido ese incremento de plantilla. Asimismo, estamos ante unas instalaciones que superan los estándares de seguridad establecidos por la normativa vigente, siendo esta una de las prioridades fijadas por la propiedad y por la dirección de la empresa.

De otra parte, IQOXE ha reducido su número de plantas de producción, toda vez que ha anulado y no reconstruirá la que sufrió el accidente. Con todo, esta reducción de unidades de producción no supondrá reducción de plantilla, sino que la empresa ha presentado -en el marco de la negociación del Convenio Colectivo- un paquete de cambios organizativos, en aras de mejorar la actual estructura.

Ante las propuestas presentadas, la Dirección de IQOXE espera que el Comité de Empresa vuelva a la mesa de diálogo con actitud constructiva, para llegar a acuerdos beneficiosos para todos y poder, así, recuperar la normalidad.