• Aumento de un 16,3% de las ventas hasta los 23.000 millones de euros
  • EBIT antes de extraordinarios de 2.300 millones de euros, al mismo nivel que en el segundo trimestre del ejercicio anterior
  • Ingresos netos de 2.100 millones de euros, un incremento del 26,3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior
  • Flujos de caja operativos de 1.200 millones de euros, por debajo del nivel del ejercicio anterior (segundo trimestre de 2021: 2.500 millones de euros)
  • Se elevan las previsiones para las ventas de 2022 a un nivel de entre 86.000 millones y 89.000 millones de euros, y las del EBIT antes de extraordinarios entre 6.800 millones y 7.200 millones de euros

“A pesar de la tendencia alcista continuada en el precio de la energía y las materias primas, hemos logrado de nuevo unas ganancias sólidas en el segundo trimestre”, declaró Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva de BASF SE al presentar los resultados correspondientes al segundo trimestre de 2022 junto con el CFO, Hans-Ulrich Engel. BASF ya había publicado sus cifras provisionales el 11 de julio.

El Grupo BASF registró ventas de 23.000 millones de euros, 3.200 millones por encima del nivel del mismo trimestre del ejercicio anterior. Este incremento del 16,3% se debió primordialmente al aumento de precios significativo que BASF pudo introducir en prácticamente todos los segmentos.

Al situarse en 2.300 millones de euros, el resultado de explotación (EBIT) antes de extraordinarios alcanzó el nivel ya destacable del segundo trimestre de 2021. Los segmentos de Soluciones Agrícolas y Nutrición & Cuidado incrementaron notablemente sus ganancias, mientras que estas aumentaron ligeramente en el de Soluciones Industriales. El EBIT antes de extraordinarios mejoró considerablemente en Otros. En cambio, los segmentos de Productos Químicos y Materiales generaron un EBIT antes de extraordinarios considerablemente menor. En el segmento de Tecnologías de Superficie, el EBIT antes de extraordinarios también sufrió un declive considerable.

El EBIT creció 34 millones de euros hasta los 2.400 millones de euros. El resultado de explotación antes de depreciaciones, amortizaciones y extraordinarios (EBITDA antes de extraordinarios) creció en 76 millones de euros hasta los 3.300 millones de euros; por su parte, en el segundo trimestre de 2022 el EBITDA alcanzó los 3.400 millones de euros, lo que supone un incremento de 197 millones de euros.